Séptimo sello aterriza con éxito

Hay bandas que caen en el olvido de manera injusta o que sólo son recordados, de manera también injusta y motivada por absurdos prejuicios y por la ignorancia del gran público, por temas sueltos. Séptimo Sello pertenece a este nutrido grupo de formaciones recordadas por un single (“Todos los paletos fuera de Madrid”, en este caso), sin que los medios les presten la debida atención por su labor realizada, y, a veces, ni eso -como ocurrió en el documental sobre la Movida madrileña “Frenesí en la gran ciudad”, donde ni les mencionaron (bendita memoria selectiva…)-. Pero los que sabemos lo que ha significado Séptimo Sello, lo que representa este grupo y, sobre todo, conocemos al dedillo su discografía, no pararemos de hacer justicia por ellos.

Y en esta genial acción justiciera hay que destacar el trabajo que el sello de reciente creación, Atemporal Records, ha llevado a cabo en los últimos meses para poder lanzar la última referencia de 7º Sello: “Vuelo 747” un disco editado en vinilo de doce pulgadas y con una tirada limitada a 320 unidades que, según el propietario del sello (Ximo Ballester), está teniendo muy buena acogida, especialmente en Alemania.

“Vuelo 747” recoge un total de once temas grabados entre 1984 y 1985 en el Estudio 1 de La Casa de la Radio, RNE, que eran habituales en el repertorio de los conciertos ofrecidos por la banda fundada por Mariano Lozano-P, tras la escisión de la antigua formación, Yhvh, y que no habían visto la luz en un disco de estudio, hasta este momento.

Temas como “Otto” -que abre el disco y que ya era interpretada por Yhvh- , “Tarot” – que en el caso de este LP, se trata de una grabación en directo del concierto que 7º Sello dio en el parque Calero el 26 de octubre de 1985- o la sintonía que el grupo realizó para el legendario programa de Radio 3, dirigido por Jesús Ordovás, “Diario Pop”, están incluidos en la cara A, donde se suceden los tracks con el sonido característico de 7º Sello: abundante en teclados, cajas de ritmos, melodías pegadizas y ritmos por lo general rápidos.

Por otro lado, la cara B (en mi opinión, la mejor de este recopilatorio) abre rompiendo con “Vuelo 747”, un tema completísimo, con una fantástica línea melódica, base rítmica simple, pero contundente y una letra que narra la historia de un accidente aéreo con tintes de aventura romántica, sin caer en tópicos babosos, para seguir con otra gran referencia de 7º Sello: “Marlen”, a la que le siguen “Un hombre vulgar” y “Burdel”, para cerrar el disco con la segunda sintonía realizada para el programa “Diario Pop”.

En cuanto a los aspectos visuales y estéticos, la presentación del disco está realmente esmerada. Cuenta con una portada minimalista con una pequeña foto en blanco y negro de un avión envuelto en llamas. En la funda que guarda el vinilo están impresas las letras de las canciones, algunas fotos de archivo del grupo y también contiene una breve referencia biográfica de la banda. Quizás se echa en falta un encarte que acompañe el disco, pero al fin y al cabo, lo que de verdad importa ya está hecho y con eso nos tenemos que quedar.

¡Por cierto! A la buena noticia que ha supuesto la salida al mercado de este disco, hay que añadir otro bombazo para los fans de 7º Sello. Y es que ayer, 24 de diciembre de 2011, Regino Carreira (vocalista) anunció que tiene hecha una reserva en una sala de Madrid para el próximo 4 de mayo de 2012 para dar un concierto de reencuentro. Así que desde hoy queda reservada esa fecha en el calendario para asistir a un concierto que podríamos calificarlo como “único”.

Nacho Álvaro

Séptimo Sello regresa en un “Vuelo 747”

Ha pasado mucho tiempo, demasiado quizás, desde que no volvíamos a tener noticias de uno de los grupos más provocadores que se dio a conocer en la década de los 80: Séptimo Sello (o “7º Sello”, como rezaban las portadas de sus discos).

La banda fundada por Mariano Lozano, conocida por canciones como Todos los paletos fuera de Madrid, Mecamadrid, Espacio vacío o Corrida y por el despliegue de banderas de la Comunidad de Madrid y del Atlético de Madrid que realizaban en sus conciertos, vuelve a la carga con una recopilación de sus primeras grabaciones que lleva por título “Vuelo 747”, un disco de larga duración en formato vinilo de 12 pulgadas, que ve la luz hoy, 12 de diembre, gracias al sello de reciente aparición Atemporal Records.

“Vuelo 747” está sujeto a una tirada limitada de tan sólo 320 copias y hará las delicias de todos los coleccionistas y fans de este grupo que reivindicaba de manera irónica la “unidad de todos los madrileños en una nación”.

Ya podemos disfrutar de esta primera referencia de Atemporal Records (AT-001), esperando que no sea la última de una de las bandas más controvertidas e, injustamente, no muy recordada a pesar de su importancia y del legado musical que nos han dejado.

Los pedidos del disco pueden realizarse a través de la dirección de correo electrónico atemporalorder@gmail.com

Nacho Álvaro